Turistas llegaron en masa a Quillón para vivir la Fiesta del Chancho de Campo

Spread the love

Aprovechando la festividad de San Juan, la municipalidad local, en conjunto con vecinos del sector El Sifón; llevaron a cabo el evento que atrajo a más de 3 mil personas, con estofados, cazuelas de chancho con chuchoca, costillares y un sinnúmero de otras preparaciones.



Más de 3 mil personas llegaron hasta Quillón para celebrar la segunda versión de la Fiesta del Chancho de Campo, conmemorativa además de la festividad de San Juan, cuya raigambre campesina lleva consigo lo más variado de las tradiciones, mitos y leyendas del campo chileno. Hasta el sector El Sifón, ubicado a 15 kilómetros del centro de la ciudad, camino a Cerro Negro; llegaron los fieles turistas del Valle del Sol a disfrutar de las diversas preparaciones de la carne de cerdo, entre las que destacaron el estofado, cazuela, prietas con papas cocidas, perniles, costillares asados, chicharrones y un sinnúmero de otras delicias de la gastronomía típica del país.

“Quillón es todo el año y eso se demuestra en que tenemos variadas fiestas durante el año que nos permiten ir fidelizando aún más a nuestros turistas, además de servir de entretención a todo el pueblo de Quillón. Estamos muy contentos con esta segunda versión, ha sido todo un éxito y desde muy temprano comenzó a llegar mucha gente, en busca de pasar un día agradable con la familia y disfrutando de las ricas preparaciones que se realizan aquí en El SIfón con el chancho, un animal muy representativo del campo chileno”, indicó Vladimir Peña, administrador municipal del ayuntamiento quillonino.

Pero no todo fue comida, ya que también los asistentes al evento pudieron disfrutar de un espectáculo folclórico entretenido, con buena música y la picardía de artistas oriundos de la comuna- balneario. Además, más de una veintena de stands se pusieron a disposición de los visitantes para presentar lo mejor de los productos hechos en el Valle del Sol. Mermeladas, conservas, vinos, licores, miel, artesanías en greda y hasta sombreros, entre otros; fueron parte de la variada gama de artículos que el público pudo llevar hasta sus hogares.

“Esto es hermoso, la fiesta es preciosa, nunca había
venido y me encantó. Ahora aproveché porque vine a ver a mi familia acá a
Quillón y supimos de la Fiesta del Chancho. La comida es súper rica, nosotros
con mi familia quisimos probar el costillar de chancho y también comer otras
cositas como anticuchos y choripanes. Me encantó todo. Es una fiesta muy
divertida que no me voy a perder el próximo año”, comentó Iris Pacheco,
visitante oriunda de Santiago.

GASTRONOMÍA RICA EN TRADICIÓN

La versatilidad de la carne de cerdo permitió a cocineras y parrilleros del Club Deportivo Cerro Negro lucirse con los derivados porcinos. Los mejores y más ocultos secretos del campo chileno se voltearon sobre los platos de cazuela de chancho con chuchoca. Los expertos asadores, en tanto, debieron dejar en su mejor punto los costillares y hasta sopaipillas rellenas con chicharrones tuvieron un toque especial para seducir el paladar de los exigentes comensales.

Prietas de un tamaño colosal ocupaban gran parte de los
platos, dejando casi relegadas a las papas cocidas. Todo acompañado de una gran
variedad de bebestibles, para todos los gustos. “Hace un mes comenzamos a
prepararnos para hacer esta fiesta y ha sido un gran esfuerzo que tuvo muchos
frutos. El año pasado tuvimos algunos problemas, por ser la primera vez que
hacíamos la fiesta, pero este año nos preparamos mucho mejor. Ahora preparamos
120 perniles y 80 costillares completos para poder cumplir con todos. Los
platos más pedidos fueron el estofado de San Juan, los chicharrones y el pernil
cocido. Estamos contentos por toda la gente que llegó y ahora a esperar al
próximo año para seguir con esto tan lindo”, aseguró Clemencia Fuentealba,
jefa de cocina.

Sin duda, la segunda
versión de la Fiesta del Chancho de Campo logró superar las expectativas y
avanza con fuerza para transformarse en parada obligada de la temporada de
invierno. Y es que el Valle del Sol se ha colocado en el primer lugar de las
comunas más visitadas de la Región de Ñuble, abarcando incluso Biobío, por la
gran afluencia de turistas que año a año colman el balneario en las distintas
épocas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.